Noticias Fútbol

Usó la cabeza

Argentinos Juniors fue  inteligente y oportunista y se trajo tres puntos muy valiosos de su visita a Lanús. Un solitario gol de cabeza de Kevin Mac Allister en el final del primer tiempo permitió iniciar con un triunfo la Copa de la Superliga 2020.

Las últimas horas de la tarde llegaban a Lanús envueltas en un clima ideal para un partido de fútbol. Poca humedad, una leve brisa y una temperatura templada enmarcaban el compromiso. Sin embargo, lo más llamativo era el vacío total del estadio Néstor Díaz Pérez. Las medidas preventivas contra el avance del coronavirus COVID-19 obligaron a blindar un encuentro que comenzó sumido en un silencio inédito. Enseguida, los gritos de los jugadores empezaron a retumbar por las tribunas huérfanas. Como es habitual en el fútbol argentino, los equipos se tomaron largos minutos para estudiarse antes de plasmar sus intenciones. Los primeros instantes mostraban a un visitante más protagonista, con mayor posesión y alta presión, que sin embargo no complicaba a su rival y sólo exigía mediante pelotas paradas. El granate, a su vez, sorteaba la línea media mediante pelotazos largos, siempre sacados con precisión por el arquero Rossi.

Habiendo recuperado su posición como volante central clásico, Fausto Vera mostró algunos destellos de su nivel y buscó establecerse como la salida del equipo. Si bien mantuvo su enorme precisión en los pases, estuvo contenido por los volantes rivales y se le dificultó clarificar el juego. A pesar de eso, nunca dejó de desmarcarse, cubrir a sus compañeros y pedir la pelota. A su lado, Francis Mac Allister cortaba una y otra vez, pero tenía problemas para entregar. El equipo de Zubeldía, por su parte, apostaba por el juego en los costados. Marcelino Moreno y el joven Facundo Pérez (de gran labor cortando y distribuyendo en ataque) eran el factor de desequilibrio más importante, haciendo pasar un sinfín de apuros a los marcadores centrales de Argentinos. Si su buen desempeño no se reflejó en el resultado fue por el partido dispar de Carlos Auzqui y José Sand. Los delanteros parecían jugar más lento que sus compañeros y tuvieron varios desaciertos, incluso a pesar de haber contado con algunos aportes de una zaga visitante que estuvo varias veces en la cornisa.

Promediando la primera mitad, Lanús empezó a empujar mucho más desde el momento en que Quignón se impuso en el círculo central. Con la posesión, adelantó sus líneas manteniendo la virtud de ser un equipo corto. Recién sobre los 37’ llegó una de las primeras posibilidades claras de gol: Moreno desbordó tras una gran asistencia de Bernabei y le sacó una amplia ventaja a Miguel Torrén. Entregó hacia el medio y su pase sobró tanto a Sand como a Auzqui, que no pudieron empujar al gol. Quizás Moreno era quien más méritos hacía para romper el 1-0, pero el fútbol no se trata de merecimientos. Ocho minutos después, Argentinos dispuso de un córner desde la derecha que Francis Mac Allister ejecutó con precisión para que su hermano Kevin le gane en el salto a Acosta, quien lo tomaba de la camiseta. El testazo fue a parar junto al segundo palo de Rossi. El bicho facturó en su segunda llegada con peligro. De inmediato terminó la primera mitad, con algún que otro indicio de pleito en la manga a la salida del campo.

Triunfante, Argentinos salió con más ímpetu a la segunda parte. Empezó a lucirse Gabriel Hauche y a hilvanar varias jugadas que complicaron a la defensa rival. Al instante, Rossi se ganó una amarilla por reclamar a los gritos un penal inexistente, con dedicatoria al árbitro incluida. Flaco favor le hacía la soledad del estadio, pues el eco hizo que se lo escuche en los cuatro costados. Desde ese momento, el partido estuvo condicionado por otro factor: la catarata de amonestaciones con las que el juez Mastrángelo intentó controlar un partido sumamente cortado en el que se cometieron ¡37! infracciones. Recordando algunos buenos pasajes de 2019, ese bloqueo favoreció a un Argentinos que supo administrar su ventaja. A pesar de los ataques claros de Lanús y de algunas licencias en defensa, se encontró cómodo con un planteo que imponía más necesidad de presionar que de ser vertical. Hauche y Silva corrían todas arriba, mientras que Batallini dejó el alma en su centésimo partido en primera. Visiblemente cansado desde al menos los 15’ del segundo tiempo, se ganó todo el aliento disponible en el banco local.

Zubeldía tal vez perdió de vista que no podría igualar las acciones sin conseguir más predominio en el medio y volcó el equipo al ataque. Eso fue leído con rapidez por Dabove, que comenzó a poblar la mitad de la cancha prescindiendo de sus arietes. En el palo por palo en el círculo central, Argentinos salía ganando y hasta lograba exponer a Lanús en alguna contra. Esas incursiones empezaron porque, en los últimos quince minutos, el partido se jugaba íntegramente de mitad hacia tres cuartos del campo visitante. En un final trabado, Argentinos se favoreció de la noche errática de un Sand que trajo a la memoria su ciclo en nuestro club en 2014. También, de la expulsión directa del ingresado Belluschi en el epílogo del partido, tras una entrada imprudente y a destiempo sobre el tobillo de Franco Moyano. Con inteligencia, Argentinos se trajo un triunfo importante ante un rival directo en la clasificación a las copas de una cancha que le suele ser esquiva. Mejor aún, demostró que sigue en una senda de crecimiento y que está recuperando algunos de los principales atributos del ciclo de Dabove. 

Síntesis:
Lanús 0-Argentinos Juniors 1 (K. Mac Allister 45’).

Lanús: 1-Rossi; 24-Morgantini, 6-Muñoz, 30-Valenti, 25-Bernabei; 34-Pérez, 19-Quignón, 10-Moreno; 28-Auzqui, 9-Sand, 7-Acosta. DT: L. Zubeldía.

Suplentes: 17-Morales; 3-Burdisso; 13-Belmonte, 14-L. Vera.

Argentinos Juniors: 12-Chaves; 3-K. Mac Allister, 2-Torrén, 16-Quintana, 24-Gómez; 5-F. Mac Allister, 20-F. Vera, 8-Colman; 10-Batallini, 9-S. Silva, 27-Hauche. DT: D. Dabove.

Suplentes: 33-Finochietto; 6-Angeleri; 30-Montero; 23-López.

Árbitro: Hernán Mastrángelo.

Cambios: 62’ 5-Belluschi x Pérez (CAL) y 33-Orsini x Morgantini (CAL), 67’ 14-Florentín x Colman (AAAJ), 78’ 39-De la Vega x Moreno (CAL) y 18-Sosa x Hauche (AAAJ), 82’ 17-Moyano x Silva (AAAJ).

Amonestados: 35’ Torrén (AAAJ), 43’ Valenti (CAL), 45’ Acosta (CAL), 48’ Rossi (CAL), 49’ F. Vera (AAAJ), 57’ Pérez (CAL), 66’ Colman (AAAJ), 72’ K. Mac Allister (AAAJ), 74’ Quignón (CAL), 76’ Bernabei (CAL), 87’ Batallini (AAAJ), 89’ F. Mac Allister (CAL), 91’ Florentín (AAAJ).

Expulsado: 92’ Belluschi (CAL).