Noticias Fútbol

El día del arquero

Argentinos fue superior a Lanús pero no pudo pasar del 0-0 por algunas imprecisiones propias y grandes méritos del guardavalla rival. Continúan los indicios positivos en el rendimiento pero preocupa la falta de gol.


Por segundo fin de semana consecutivo Argentinos recibió a uno de los animadores del campeonato con el objetivo de dejar atrás la racha de partidos sin victorias. El juego comenzó bien: se pisaba el campo rival con un buen número de futbolistas presionando mucho en la salida y se controlaba mejor el balón, aprovechando las trepadas del movedizo Elías Gómez. La rapidez del suelo tras un día tormentoso facilitaba esa tarea. Santiago Silva regresó a la titularidad y tuvo uno de sus mejores partidos con nuestra camiseta, fraguando una gran sociedad con un Damián Batallini que se destacó después de algunos partidos irregulares. El rival vino con un planteo acaso mezquino: apostó todo al contragolpe y tuvo dificultades para hacer pie en el campo. Trataba de compensar el vértigo impuesto por Argentinos en los primeros minutos deteniendo el encuentro para conversar con el árbitro Rapallini. El juez acabó por tomar protagonismo a partir de una labor digna de la controversia que le quitó claridad al duelo.


Pasado el primer cuarto de hora, el Bicho seguía predominando a pesar de la constante marca personal que los centrales de Lanús ejercían sobre Silva. Fue en este momento que la figura del arquero visitante Agustín Rossi comenzó a crecer. Primero, sacándole del buche una clara ocasión de gol a Francis Mac Allister, quien llegó al área rival tras una buena jugada asociada en ataque. Diez minutos más tarde, dando un rebote corto luego de un remate de Hauche. El tiro se produjo a partir de una fantástica salida larga de Chaves y de una mejor habilitación de Silva, quien en un sólo gesto técnico controló el balón y tocó para su compañero. Luego del citado rebote, el arquero recibió un pase directo del central Ezequiel Muñoz que el árbitro no sancionó con el tiro libre indirecto que hubiera correspondido.


El trámite del partido seguía siendo favorable al local, que ante la poca participación de Colman se sirvió de un Batallini inspirado que aportó mucha claridad y buenos pases en ofensiva. Silva, por su parte, seguía con su batalla personal, arrastrando las marcas y bajando cualquier pelotazo que le tiraran. A los 33’, nuevamente hubo una decisión polémica del árbitro. Amonestó a Batallini y Esquivel tras una infracción del segundo al primero y un esbozo de discusión. En la siguiente jugada, repartió amarillas a varios jugadores de ambos equipos tras una falta en ataque de Argentinos. Colman vio la misma tarjeta poco después tras cometer un foul táctico en mitad de cancha y dejó el partido instantes más tarde, luego de sufrir un corte en su tobillo. Lo reemplazó un enchufado Gabriel Florentín, quien disputó y aguantó muy bien su primera pelota habilitando a Hauche, que definió muy cerca del segundo palo veinte segundos antes del final del primer tiempo.


La primera mitad concluyó con una reprobación generalizada del árbitro Rapallini por parte del público. La segunda parte se inició con un activo Batallini y muchas jugadas a espaldas de Bernabei. Lanús reaccionó y llevó peligro a través de algunos contragolpes, aprovechando la velocidad de sus hombres de ataque y la buena sintonía de éstos con José Sand. A los siete minutos, el volante Matías Esquivel cometió una dura falta sobre Hauche que tampoco mereció sanción arbitral. Un minuto más tarde, Rossi siguió agigantando su figura al sacar con un manotazo un disparo del mismo Hauche que llegó tras otra buena jugada asociada, esta vez entre Quintana y Silva. Luego, Zubeldía mostró su picardía al sacar a un Esquivel que estaba a tiro de la expulsión y mandar al campo al picante Lucas Vera, que cambió el perfil del ataque visitante. Desde ese momento, contó con una salida limpia, mayor claridad y más habilitaciones a Acosta y Moreno.


La tarea de Agustín Rossi pasó de lo bueno a lo sobresaliente al capturar con facilidad un cabezazo con destino de gol de Silva, a pesar de haber hecho vista minutos antes luego de una espectacular chilena del ariete uruguayo tras un pase de rabona de Elías Gómez. A los 26 minutos llegó el momento culminante del partido: claro penal de Di Plácido sobre un Batallini que se iba al gol. Miguel Ángel Torrén quiso colocarla contra el palo derecho, pero acabó por ejecutar un tiro suave que Rossi no tuvo problemas en atajar en dos tiempos. 


Desde ese momento, tras muchas chances desperdiciadas por Argentinos o salvadas por el arquero rival, el partido cayó en un bache del que nunca saldría. Lanús abusó de las faltas en tres cuartos de cancha sin que el local pueda aprovechar los consecuentes tiros libres. Apenas hubo tiempo para que el arquero granate termine de erigirse en figura desviando con lo justo un potente bombazo de Florentín a los 85’, o para que Sand esté cerca de despacharse con la ley del ex sobre el final del tiempo de descuento. El resultado no debe opacar el buen juego ni las múltiples ocasiones de gol de un equipo que dominó todo el partido pero que tuvo algo de mala suerte en la definición y chocó contra un arquero que fue una verdadera muralla inexpugnable. El foco deberá estar puesto en el último toque para volver al triunfo en Tucumán y seguir rondando la vanguardia del torneo.


Síntesis:

Argentinos Juniors 0-Lanús 0


Argentinos Juniors: 12-Chaves; 15-Sandoval, 2-Torrén, 16-Quintana, 24-Gómez; 17-Moyano, 5-F. Mac Allister, 8-Colman; 10-Batallini, 9-Silva, 27-Hauche. DT: Diego Dabove.

Suplentes: 33-Finochietto; 3-K. Mac Allister, 21-Caruzzo; 30-Montero.


Lanús: 1-Rossi; 26-Di Plácido, 6-Muñoz, 30-Valenti, 25-Bernabei; 10-Moreno, 19-Quignón, 36-Esquivel; 7-Acosta, 9-Sand, 28-Auzqui. DT: Luis Zubeldía.

Suplentes: 17-Morales; 3-Burdisso; 21-Pasquini, 5-Belluschi.


Amonestados: 26’ Sandoval (AAAJ), 32’ Esquivel (CAL), 33’ Batallini (AAAJ), 33’ Auzqui (CAL), 34’ Torrén (AAAJ), 34’ Acosta (CAL), 36’ Colman (AAAJ), 64’ Chaves (AAAJ), 84’ Vera (CAL).


Cambios: 38’ Florentín x Colman (AAAJ), 54’ Vera x Esquivel (CAL), 64’ Orsini x Auzqui (CAL), 76’ De la Vega x Acosta (CAL), 78’ López x Silva (AAAJ), 81’ Miljevic x Batallini (AAAJ).