Noticias Fútbol

Desde arriba

Argentinos venció 1-0 a Talleres de Córdoba y ratificó su liderazgo en la tabla.

Gabriel Hauche festeja. Cierra su puño e intenta lanzarle una especie de uppercut al aire. Está euforico. Tanto, que su salto de alegría lo obliga a permanecer suspendido en el aire. Y sus compañeros corren a abrazarlo. Aunque no pueden bajarlo. Está solo, en lo más alto... Es, de algún modo, el reflejo de su equipo. Porque, en silencio, Argentinos escaló hasta la cima de la tabla para quedarse ahí. Como esta tarde, que venció por la mínima a Talleres de Córdoba con un tanto del Demonio y se despegó tanto de Boca como de River.

Diego Dabove es un obrero de la ilusión. Un laburante que moldea su idea futbolística y también el corazón. Atrás quedaron las caras largas y las cuentas en la calculadora después de los partidos. Ya no se trabajan los objetivos, sino los sueños. Porque este Argentinos invita a eso: está por encima de los nombres, aunque todos son parte de esta gran hazaña. Lo son las tapadas de Chaves o los despejes de Quintana y Torrén. Lo son las corridas de Gómez y Sandoval. Lo es el potrero de Moyano, como también el equilibrio de Mac Allister o Montero. Lo es la elegancia de Vera y Miljevic. Lo son las mentes de Colman, de Sosa o de Romero. Lo son la experiencia de Silva y la rebeldía de Batallini. Lo son los goles de Hauche... Lo son todos.

Argentinos es eso, y también mucho más. Es una combinación de talentos y garra que sale a la luz cuando el partido lo pide a gritos. No se trata de un juego vistoso, pero sí de una idea clara; lo suficiente como para desestabilizar a los rivales e imponerse. Y hoy no fue la excepción: tras un primer tiempo sin grandes sobresaltos -salvo un tiro libre de Torren que dejó temblando el poste- el Bicho volvió a dibujar su impronta sobre el césped. Lo dejó en claro cuando el reloj empezaba a presionar a los 20' de la segunda etapa. Así fue como, con una asistencia de Santiago Silva y la definición cruzada de Gabriel Hauche, el local se abrazó al triunfo en La Paternal. 

Talleres no fue mucho más. Si bien tuvo algunas situaciones claras que inquietaron al banco de suplentes de Diego Dabove, el dominio de Argentinos le impidió rasguñar algún punto para llevarse a Córdoba. De esta manera, las tres unidades se quedaron en el Autocrédito Diego Armando Maradona y, en las tribunas, las sonrisas crecieron. Porque, a pesar de que todavía falta pulir unos cuantos aspectos, este equipo es cosa seria. 

Síntesis:
Gol: ST 20' Hauche.

Argentinos: 12-Lucas Chaves, 15-Jonathan Sandoval, 2-Miguel Torrén, 16-Carlos Quintana, 24-Elías Gómez, 20-Fausto Vera, 5-Francis Mac Allister, 26-Matías Romero, 10-Damián Batallini, 27-Gabriel Hauche y 9-Santiago Silva. DT: Diego Dabove. 

Cambios: ST 13' 18-Diego Sosa X Romero, 37' 19-Matko Miljevic X Hauche y 44' 30-Fausto Montero X Silva. Suplentes: 33-Leandro Finochietto, 6-Marcos Angeleri, 14-Gabriel Florentín y 23-Gastón Verón.

Amonestados: No hubo.

Talleres: 22-Guido Herrera, 14-Nahuel Tenaglia, 3-Javier Gandolfi, 13-Facundo Medina, 15-Enzo Díaz, 8-Andrés Cubas, 5-Fernando Navarro, 20-Franco Fragapane, 17-Dayro Moreno, 7-Diego Valoyes y 10-Nahuel Bustos. DT: Alexander Medina.

Cambios: ST 22' 27-Jonathan Mendéndez X Fragapane, 27' 32-Tomás Pochettino X Navarro y 31' 23-Lautaro Guzmán X Valoyes. Suplentes: 12-Franco Fregueda, 39-Renzo Paparelli, 25-Leonardo Godoy y 18-Juan Méndez.

Amonestado: ST 47' Díaz.