Noticias Fútbol

Derrota en Liniers

Argentinos Juniors cayó por 2-0 en su visita a Liniers y dejó atrás una racha de seis encuentros sin conocer la derrota. La revancha llegará el próximo viernes ante Central en La Paternal en la última jornada de la Superliga.

Argentinos continúa signado por la irregularidad y en esta ocasión fue superado por el Vélez de Gabriel Heinze. Si bien hubo algunos atenuantes que explican la caída, la objetividad nos impone reconocer que el equipo local tuvo una clara superioridad en los noventa minutos. Las acciones del partido comenzaron equilibradas en una mitad de cancha muy disputada, siendo el equipo de Dabove el que tenía más llegadas al área rival. Vélez, por su parte, se tomó unos minutos para estudiar a la defensa del Bicho y buscar el hueco en el que fuera posible ubicar a sus veloces jugadores por las bandas. Todo ello se daba en un contexto de mayor posesión del balón por parte del local, que exigía con eventuales desbordes y presionaba bien arriba. Desde el inicio fue evidente que el conjunto de Liniers tiene bien ejercitado el libreto de su entrenador, por demás conocido en La Paternal.

Entre las modificaciones que realizó Dabove, la más novedosa fue la del mediocampo compuesto por Matías Romero, Fausto Vera y Franco Moyano. Si bien los dos últimos se entendían y relevaban de muy buena manera, perdieron la mayoría de los duelos ante la asfixiante marca de Pablo Galdames y Gastón Giménez. A veces, los volantes velezanos abusaron de la vehemencia en la marca y fueron los primeros amonestados por Pitana. Vieron las tarjetas en torno a la media hora dando la pauta de que ese era el lugar a conquistar para llegar al arco de Lucas Hoyos. Las frecuentes buenas recuperaciones de Vera (siempre a tiempo, nunca con falta) se chocaban con esa misma presión intensa y con las estrechas marcas sobre López, Hauche y Silva. Así, los ataques de Argentinos se desdibujaban antes de comenzar.

En lo relativo a la ofensiva del equipo local, Elías Gómez cumplía una tarea muy correcta en su difícil misión de contener a Ricardo Centurión y Lucas Janson. Estos delanteros cambiaban de punta constantemente como solían hacerlo Braian Romero y Javier Cabrera en el equipo campeón de la Primera B Nacional 2016/17. Desafortunadamente, el primer tanto de Vélez llegó en la primera ocasión en que la mencionada cobertura falló. Guidara recibió cerca de la línea del lateral y habilitó de primera a Centurión (de los futbolistas más difíciles de detener en velocidad en todo el fútbol argentino), que entró al área y le ganó la posición a Franco Moyano. Llegó hasta la zona chica y tocó para un Maximiliano Romero que sólo tuvo que desviar el pase hacia el arco. Sin amilanarse, Argentinos salió a buscarlo y casi lo empata en la siguiente jugada por medio de su goleador Gabriel Hauche. El Demonio recibió un pase poco ortodoxo de Moyano que rebotó en Gianetti y definió con potencia, pero no pudo vencer a un Hoyos bien posicionado.

El segundo tiempo arrancó con una tónica diferente. Vélez cedió la posesión de la pelota a un Argentinos que sufría mucho la falta de conexión de sus hombres de ataque. El local incluso se daba el lujo de dejar sin marca a algunos jugadores que tuvieron períodos sumamente erráticos. Presionaba muy bien, ahora sobre la salida de Moyano, y buscaba espacios con Centurión como el gran factor de desequilibrio. Las modificaciones de Dabove apuntaron a repoblar el mediocampo con hombres de ofensiva, considerando que se tenía la pelota pero no había vínculo con la línea delantera. De todas formas, el local seguía siendo dueño de las acciones. En una de sus tantas llegadas, el ex Racing y Boca condujo un impecable contragolpe en el que habilitó a Thiago Almada. El juvenil definió al gol tras dejar en el camino a Torrén. El tanto dejó en evidencia los grandes problemas que venía teniendo Argentinos en el retroceso, sobre todo ante la notable velocidad de la ofensiva del equipo de Heinze. Sobre el final del partido y ante esos baches de la zaga, Lucas Chaves volvió a salir como líbero y pasó algunos apuros que no se debieron a su falta de criterio sino a su imposibilidad de descargar. Ya en tiempo de descuento, Miguel Torrén estampó un tiro libre en el travesaño del arco de Hoyos, en una de las muy pocas llegadas claras que tuvo Argentinos en la segunda mitad.

Un paso en falso ante un rival de jerarquía está lejos de poder opacar la labor de un plantel que a pesar de todo se mantiene en el primer cuarto de la tabla de posiciones. Por ello, esperamos con ansias el cruce ante Rosario Central del próximo viernes en nuestra casa. Cerrar una Superliga que superó las expectativas de buena parte de la gente con un triunfo sería un premio para el público incondicional y para el plantel que lo dejó todo.


Síntesis:
Vélez Sarsfield 2 (Maximiliano Romero 39’, Almada 77’)-Argentinos Juniors 0.

Vélez Sarsfield: 12-Hoyos; 24-Guidara, 17-Gianetti, 29-Abram, 3-Cufré; 27-Galdames, 30-Giménez, 23-Almada; 11-Janson, 19-Maximiliano Romero, 7-Centurión. DT: G. Heinze.

Suplentes: 22-Domínguez; 32-Orellano; 10-Bouzat, 18-Zárate.

Argentinos Juniors: 12-Chaves; 6-Angeleri, 2-Torrén, 21-Caruzzo, 24-Gómez; 26-Matías Romero, 17-Moyano, 20-Vera; 23-López, 9-S. Silva, 27-Hauche. DT. D. Dabove.

Suplentes: 33-Finochietto; 3-K. Mac Allister, 32-Aleo; 25-Coronel.

Árbitro: Néstor Pitana.

Cambios: 49’ 16-Robertone x Janson (CAVS), 56’ 28-N. Silva x Matías Romero (AAAJ), 68’ 11-Andrade x López (AAAJ), 79’ 20-Pittón x Galdames (CAVS), 83’ 30-Montero x Hauche (AAAJ), 84’ 2-de los Santos x Giménez (CAVS).

Amonestados: 21’ Galdames (CAVS), 32’ Giménez (CAVS), 81’ Hauche (AAAJ), 91’ de los Santos (CAVS).