Noticias Fútbol Amateur

“Que el arquero surgido de Argentinos tenga una marca registrada”

Javier Carmarán forma parte del cuerpo técnico de la reserva y, junto con Rodrigo Reynoso, se encargan de coordinar el Departamento de Arqueros de El Semillero del Mundo.

La pandemia trajo muchos cambios en los entrenamientos. Los espacios se redujeron y hubo que adaptar comedores, habitaciones o cualquier ambiente de la casa para poder seguir adelante con las prácticas vía zoom. Sin embargo, es sabido que los arqueros necesitan más lugar para tirarse, patear lejos, e incluso picar la pelota. Es por eso que la función de Javier y de todos los entrenadores fue ardua a lo largo de la pandemia.

“Fue duro todo este tiempo, porque hay qué ver que materiales tiene cada chico. Los entrenamientos en campo son muy diferentes, pero prefiero quedarme con lo positivo, que es la predisposición del armado y desarmado de cada ejercicio por parte de ellos”, afirmó Carmaran, quien además, no quiso dejar de destacar las charlas técnicas con referentes surgidos de la cantera.

Argentinos forma futbolistas, pero primero, personas. Y uno de los grandes logros de estos tiempos, insiste el entrenador, fue “fomentar un poco la unión del grupo de arqueros. En un año normal los de Novena y Octava no tienen relación con los más grandes, y hoy en día se conocen todos con todos y se dio algo muy lindo”.

La reserva pudo volver a los entrenamientos en el CEFFA y el profe, que está en Argentinos desde 2016 manifestó algunas dificultades con las que se encontraron después de tantos meses de entrenar encerrados: “Hubo bastante pérdida de la noción de espacio/tiempo en el arco. Del estado físico, también. En los primeros días, los chicos querían hacer todo en 15 minutos y en la entrada en calor estaban ahogados y les dolía todo, pero a mi también, de tanto patear, ja.

El plantel profesional cuenta con cuatro arqueros formados en nuestra cantera: Lucas Chaves, Leandro Finochietto, Nicolás Forastiero y Miguel Acosta, algo que enorgullece al nacido en 1983: “Verlos ahora cómo son excelentes profesionales, cómo se aferraron al puesto”.

Argentinos históricamente tiene un déficit en la formación de arqueros, que a partir de ahora parecería quedar en el olvido, ¿qué crees que cambió?

“No sé si se mejoró algo, pero si se ordenó. Aunque sueño con que alguno este en selecciones juveniles, lo que elevaría el nivel de todos y reforzaría lo bueno que venimos haciendo. Con Rodrigo Reynoso, el entrenador de primera, tenemos un fin común: la evolución del arquero. Tanto él como Diego Dabove nos dan lugar y lo valoramos mucho. Hay dos arqueros 2002 que ya tienen más de 20 entrenamientos con primera; un 2003 que ya tiene cinco prácticas y tiene edad de sexta”.

Carmarán, que nunca dejó de nombrar a todo el equipo a lo largo de la nota (Mauro Zárate y Fabián Acosta lo secundan con los arqueros juveniles), puso la vara alta en cuanto a los objetivos para el próximo 2021: “El sueño es que Argentinos tenga a los arqueros del club y que en un futuro los goleros surgidos de El Semilero del Mundo tengan una marca registrada”.