Noticias Fútbol Amateur

“Las prioridades son familia, colegio y fútbol, en ese orden”

Ricardo “el Negro” Alarcón es el técnico de la octava división y en esta entrevista cuenta cómo lleva la cuarentena junto al plantel de la categoría 2005.

“Si querés vivir del fútbol, tenes que vivir para el futbol”. Esa consigna busca transmitir Ricardo Alarcón a cada una de sus categorías, y este año enfatiza su mensaje a través de zoom, ya que la pandemia le imposibilita trasladar sus enseñanzas en el campo, aunque el protagonista aclara: “Las prioridades son familia, colegio y fútbol, en ese orden”.

El técnico de la octava división de El Semillero del Mundo pasa sus días encerrado y planificando día a día los entrenamientos junto a su cuerpo técnico: Sergio Luján es su ayudante y Claudio Ovelar, el preparador físico: “Estamos viviendo algo atípico, pero que pasa en todo el mundo. Desde nuestro lugar buscamos tenerlos motivados y hacerles entender que al que sepa aprovechar esto, va a haber ganado una fortaleza mental asombrosa para el día de mañana”, dice el ‘Negro’, como lo conocen todos en el CEFFA.

Alarcón dirige la categoría 2005. Si bien maneja chicos de 15 años, el técnico manifiesta que varios de ellos se comportan como si tuvieran más edad: “El compromiso que tienen es bárbaro. Cumplen con las cosas que pedimos, incluso crecieron mucho desde lo humano”, es ahí donde el Negro profundiza: “En los primeros entrenamientos había chicos que apagaban la cámara, incluso en las charlas. Hicimos una reunión grupal donde les dijimos que a nosotros nos parecía una falta de respeto porque, aunque sea a través de la tecnología, nos estamos comunicando, y cuando hablamos nos miramos a la cara. Desde ese entonces ninguno volvió a tener esa conducta”.

Argentinos Juniors forma desde lo humano, como recién ejemplificó el técnico que lleva dirigidos 75 partidos en AFA, y también desde lo profesional. Es por eso que en estos días de aislamiento Alarcón aprovechó para que sean los chicos quienes analicen los amistosos de pretemporada y puedan sacar conclusiones: “Contra Boca hay varios chicos que hicieron un gran partido, pero cometimos muchos errores, que ellos mismos vieron. Además pudimos conseguir algunos partidos de hipotéticos rivales y ya los analizamos, ganamos un poquito de tiempo, esperanzados en que podamos jugar”.

Para cerrar, el Negro sólo tiene palabras de agradecimiento para su plantel: “Todos los días pido que esto termine y que Dios me de la oportunidad de al menos dirigir cuatro partidos a esta categoría para devolverles un poco de todo lo que me están dando. Es una división con mucho potencial y sé que el día de mañana me va a quedar la espina de no poder haber tenido todo el año completo con ellos”.