Noticias Fútbol Amateur

Entrenar en tiempos de cuarentena

Gonzalo Gador, preparador físico de la reserva y responsable del área física de las divisiones juveniles de Argentinos Juniors, revela cómo a través de las nuevas tecnologías siguen entrenando de lunes a sábado para no perder ritmo.

El aislamiento obligatorio impuesto por el gobierno nacional modificó los planes para toda la sociedad y el fútbol no está exento. Al no ser una actividad esencial, los chicos no pueden salir de sus casas y las prácticas deben cumplirlas en sus domicilios. A través de la tecnología, directores técnicos y preparadores físicos de cada categoría arman reuniones virtuales con cada plantel y se cumple la sesión de entrenamiento diaria.

Gador cuenta: “Gracias a esta aplicación se pueden hacer videollamadas simultáneas de 3 a 100 personas. Nuestra función es marcarles las rutinas y poder ir viendo en el momento cómo se ejercitan y corregir errores”, a lo que agregó: “Es importante que nos vean y que siga el contacto”.

84

El profe sabe que es difícil sostener la motivación de los chicos cuando no pueden acercarse al predio a entrenar y no se vislumbra una solución en el corto plazo: “No queda otra que hablarles, explicarles la situación y la problemática. Hacemos hincapié en los cuidados que tienen que tener, tanto desde la higiene como desde lo profesional. Sabemos que en algún momento va a terminar y tenemos que estar preparados”.

Además de la parte física, también es importante destacar la parte alimentaria, ya que estar las 24 horas en casa trae mayores tentaciones para quebrar la dieta: “Estamos muy encima del peso del jugador porque sabemos que un futbolista en peso va a rendir mucho más. De todas formas estamos en contacto constante con el nutricionista. Hicimos charlas con los chicos presentes, diciéndoles qué deben comer y qué no. En este momento el gasto energético es menor, por lo tanto el cuidado con las comidas debe ser mayor”, aunque reconoció: “No se les prohíbe nada, pero sí saber el momento, capaz el finde pueden comer un chocolate para darse el gusto”.

Cada jugador tiene una realidad diferente y no es fácil coordinar los ejercicios para que todos puedan hacerlos de la misma manera, es por eso que en estas oportunidades “Gonza” apela al ingenio propio y de sus colegas para que cada plantel pueda realizar rutinas similares: “Por ahí se improvisan los elementos, nosotros como profes buscamos adaptarnos, y a los chicos que tienen más espacio les pedimos un doble turno. Pero sabemos que no podemos exigirles a todos igual por las posibilidades de cada uno”.

Por último, vale destacar que además de entrenar el físico, los chicos también aprovecharon la cuarentena para conocer más acerca de la historia del club, es que a través de un coach que se incorporó al staff técnico este año, los futbolistas tuvieron que responder varias preguntas sobre la historia de Argentinos Juniors, para conocer más sobre la institución a la que representan: “Les pedimos que lo que no sabían que lo investiguen, por suerte todos nos enviaron los cuestionarios con las respuestas correctas”.