Noticias El club

Prevención del coronavirus COVID-19

Ponemos en conocimiento de la masa societaria y la comunidad los procedimientos de prevención contra el coronavirus COVID-19 promovidos por el Ministerio de Salud de la Nación. Además, será obligatoria la cuarentena para quienes regresen de los países más afectados (China, Italia, España, Alemania, Francia, Corea del Sur, Japón e Irán).

La propagación del coronavirus COVID-19 se ha extendido por el país en los últimos días y es un factor de preocupación de primer orden para toda la sociedad. Por ello, atentos a la necesidad de difundir por todos los medios posibles las medidas preventivas para evitar el contagio, nos hacemos eco de los comunicados emitidos desde la máxima autoridad sanitaria del país.

¿Qué es el coronavirus COVID-19?

El coronavirus COVID-19 es un tipo de virus respiratorio de reciente aparición que pertenece al grupo de las zoonosis: enfermedades transmitidas de animales a seres humanos que luego pueden contagiarse entre personas. La mayoría de los coronavirus conocidos apenas produce afecciones moderadas como resfríos de distinta intensidad. El problema con el coronavirus COVID-19 es que puede llegar a ser fatal en grupos de riesgo, principalmente entre los adultos mayores, las personas inmunodeprimidas o los pacientes con diabetes o hipertensión arterial. Además, al ser una enfermedad de reciente aparición, se desconoce su origen y cómo se producen los contagios y no se posee una cura efectiva.

A efectos de mantener la tranquilidad, cabe destacar que la tasa de mortalidad de la enfermedad es reducida incluso en los grupos más vulnerables. De todas formas, las medidas preventivas deben ser obedecidas a conciencia por todos nosotros a efectos de evitar una propagación mayor de consecuencias impredecibles.


¿Cuáles son los síntomas del coronavirus COVID-19?

Las manifestaciones de esta enfermedad son muy similares a las de otras afecciones respiratorias. Invariablemente hay presencia de fiebre superior a los 38°, combinada con una fuerte tos, dolor de garganta o dificultades para respirar. En casos más severos, puede presentarse neumonía. Ante la presencia de dos o más de estos síntomas en una sola persona, se debe acudir de inmediato al centro de salud más cercano. Todas las instituciones sanitarias -públicas y privadas- conocen los protocolos y pueden hacer un diagnóstico correcto. Bajo ningún concepto hay que automedicarse.


¿Cuáles son las medidas de prevención?

Las medidas de prevención que todos debemos llevar adelante son similares a las que se deben poseer contra cualquier enfermedad respiratoria. La más fundamental es el lavado de manos frecuente, sobre todo antes y después de comer, manipular alimentos o amamantar,  luego de manipular residuos, tocar superficies públicas como barandas, picaportes, pasamanos o mostradores, luego de utilizar llaves, dinero o tocar animales y luego de estornudar o toser, ir al baño o cambiar pañales. Es ideal secarse con toallas de papel descartables en la medida de lo posible. También se recomienda el uso de sanitizantes antibacteriales como el alcohol en gel, aunque se aclara que no reemplazan al lavado de manos que es la medida preventiva más eficaz.

En lo relativo a la higiene respiratoria, es importante utilizar pañuelos descartables y tirarlos al cesto de residuos luego de un solo uso. Al momento de toser o estornudar, lo mejor es cubrirse con uno de estos pañuelos. De no poseer, la cobertura debe hacerse con la parte interna del codo y no con las manos. Es muy importante aclarar que no se recomienda el empleo de barbijos en personas que no estén infectadas. La acumulación de bacterias en su superficie hace que su uso facilite el contagio en lugar de prevenirlo.

La desinfección regular de superficies y los objetos utilizados con frecuencia también son de suma importancia, como la buena ventilación de todos los ambientes en casas, comercios y oficinas. Las personas mayores de 65 años o aquellos comprendidos en los grupos de riesgo deben reforzar todas estas prácticas y cumplir con la vacunación antigripal y el esquema secuencial contra el neumococo. Además, son los únicos sujetos que deben evitar participar en eventos en sitios cerrados con gran concurrencia de público. Al no haber un contagio masivo, los grandes eventos y las pequeñas reuniones no representan un posible foco infeccioso para todo el resto de la población. Por tal motivo, las actividades dentro de nuestra institución se siguen llevando a cabo con normalidad.


¿Cuáles son las zonas de riesgo del coronavirus COVID-19?

El coronavirus COVID-19 se originó en China y se expandió desde allí a algunos países cercanos, para finalmente arribar a Estados Unidos, Europa y Sudamérica. Todas aquellas personas que hayan regresado a la Argentina luego de haber permanecido en China, Corea del Sur, Japón, Irán, Europa y los Estados Unidos en los últimos meses deben reforzar las medidas de prevención y quedarse en sus hogares durante 14 días. Esto incluye ausentarse con justificativo médico del trabajo, las instituciones educativas de todos los niveles, los ámbitos sociales y deportivos y los espectáculos públicos en ese lapso de tiempo. Ante cualquier síntoma, deben comunicarse telefónicamente con un centro de salud para conocer el procedimiento de cuarentena, tratamiento y prevención.

Resta insistir en que este aislamiento preventivo debe ser realizado por todas aquellas personas provenientes de las zonas de riesgo, incluso si no presentan ningún síntoma.