Noticias Deportes

Handball: Solidaridad barrial

Desde handball se armó una acción solidaria para ayudar a los sectores más vulnerables de la comuna. Contando con el apoyo de la Fundación Social Argentinos Juniors y las autoridades institucionales, se concretó una serie de donaciones de alto impacto en el contexto de la pandemia. Conocé la historia.

La Comisión de Jugadores mayores de handball tomó la iniciativa ante la crisis sanitaria y se dispuso a ayudar a los más necesitados del barrio. Para ello se decidió contactar con organizaciones sociales de la Comuna 15 buscando conocer un estado de situación de la población más vulnerable y decidir cómo proceder. En paralelo, se organizó una red para reunir donaciones de alimentos y artículos de primera necesidad.

Más allá de la ayuda en sí misma, la subcomisión de handball estableció dos objetivos principales como parte de su proyecto institucional social: articular un trabajo colectivo dentro de quienes integran el handball en tiempos en que no existe la posibilidad de reunirse en persona y apuntar a una futura articulación sostenible en el largo plazo entre esta actividad y entidades solidarias de la zona. Por las incumbencias y las tareas involucradas, la iniciativa contó con el apoyo decisivo de la Fundación Social Argentinos Juniors y de su referente Pedro Glik. También fue fundamental el respaldo de la Subcomisión de Derechos Humanos.

Luego de unos primeros intercambios telefónicos que despertaron el interés mutuo, optaron por trabajar con dos organizaciones: el Hogar de Buenos Aires y el comedor comunitario “Nuestro Señor de los Milagros” del barrio La Carbonilla. Al tanto de las necesidades, iniciaron la recolección de donaciones, que se difundió a partir de las redes sociales de la actividad y de la distribución de algunos volantes. La campaña tuvo un éxito inmediato. Enseguida se contó con el compromiso de muchas personas, principalmente madres y padres de jugadoras y jugadores de las distintas categorías del handball que aportaron el grueso de las donaciones de alimentos, ropa de abrigo, calzados, artículos de limpieza y de higiene personal.

También se decidió contactar de forma particular a la empresa alimenticia Granix, que posee un vínculo de largo plazo con el deporte y la responsabilidad social. La propuesta fue muy bien recibida y contó con el aval del propio presidente del club Cristian Malaspina como respaldo. De esta forma, se obtuvieron un total de 285 kilos de alimentos para acercar a las instituciones beneficiadas. Habiendo superado con creces las expectativas de todas las partes respecto de la cantidad de donaciones, las puertas quedaron abiertas para futuras acciones similares en ambas organizaciones. La entrega se realizó por partes los días 2, 4 y 10 de julio.

El objetivo de esta faceta solidaria del handball es integrar a las chicas y los chicos de las zonas más vulnerables del barrio mediante la práctica del deporte. Las referentes de las organizaciones sociales mostraron un gran interés en esta iniciativa, que quedará en carpeta para cuando la situación sanitaria lo permita. La función social del deporte que moviliza a muchos de los que pertenecemos a la gran familia de Argentinos Juniors tiene plena vigencia y se reafirma el valor de las asociaciones civiles y los clubes como entidades decisivas e irremplazables dentro de la comunidad.

Por último, resta agradecer a todas las partes involucradas en esta iniciativa que levantó las banderas más nobles de nuestros fundadores en un contexto de emergencia. En el futuro, se buscará profundizar, articular e integrar todavía más estas actividades con quienes son responsables de dichas tareas dentro del club como la Fundación Social Argentinos Juniors, la Subcomisión de Derechos Humanos, la Subcomisión del Hincha y el grupo de Voluntarios. El handball dio su primer paso ¡A seguir creciendo!