Noticias Deportes

Futsal femenino: así trabajan las divisiones inferiores

Continuamos informando acerca de cómo se mantienen las actividades en el futsal femenino. Hoy te contamos cómo sigue el desarrollo de las divisiones inferiores de la disciplina.

Las mayores no son las únicas que continúan con el trabajo en el futsal femenino en la modalidad a distancia. Las divisiones menores también están trabajando desde casa para no interrumpir la labor formativa a pesar del cumplimiento estricto de las medidas de aislamiento social, preventivo y obligatorio. En estas categorías también hay una interacción constante con múltiples intervenciones que aquí te contamos.

Cada una de las categorías (octava, séptima, sexta, quinta y cuarta, abarcando nacidas entre los años 2014 y 2005) cuenta con dos profesores que trabajan a la par en tareas precisas para continuar con el desarrollo de las jugadoras. Silvina Taramasco y Hernán Shimojo trabajan con cuarta y quinta, mientras que Vanesa López y Jennifer Opderbeck se encargan de sexta, séptima y octava. Durante el aislamiento, sus labores incluyen la planificación de las clases y el seguimiento de cada una de ellas, así como la realización de entrenamientos a través de la plataforma Zoom. Gracias a este sistema de videollamadas, las y los profes pueden realizar las correcciones oportunas sobre los ejercicios a la vez que conservan un ida y vuelta permanente con cada futbolista.

Los entrenamientos adaptados al contexto pandémico que nos toca vivir siguen abordando cuestiones físicas, técnicas y tácticas. Lo hacen a través de actividades entretenidas y nuevas dinámicas que sirven a la vez como contención individual de cada una, como de distensión y mecanismo para romper la rutina cotidiana del encierro. Así, no sólo se pone el foco en la cuestión deportiva sino también en el aspecto psicológico de nuestras jugadoras. Estas prácticas duran alrededor de dos horas cada una y se realizan aproximadamente tres veces a la semana.

Otro aspecto fundamental en este y en todos los deportes es el trabajo en equipo. Ante la imposibilidad de incentivarlo mediante el trabajo en las instalaciones del club, se busca fomentar el intercambio con otras categorías del club y con otras instituciones. De esta manera, el día en que se retomen las competencias no sólo se habrá conservado en la medida de lo posible la condición física de las jugadoras, sino que también se habrá reforzado el sentido de pertenencia que caracterizan al club y a la actividad.

¡Abrimos la invitación a quien quiera sumarse y formar parte de esta hermosa familia!