Futsal femenino: Arquera de selección - AAAJ

Noticias Deportes

Futsal femenino: Arquera de selección

Argentinos Juniors es una gran familia y, como en toda gran familia, cada logro personal de nuestros deportistas es celebrado por todos nosotros con la misma alegría y entusiasmo con la que ellos defienden día a día los colores de la institución. En esta oportunidad, las buenas noticias llegaron a través de Constanza González Adamo, arquera de la primera del futsal femenino, quien fue convocada para los entrenamientos del seleccionado nacional de cara a los Juegos Sudamericanos de Cochabamba. De familia 100% made in La Paternal, “Coti” o “La Cota”, como la conocen dentro del plantel, habló mano a mano con nosotros sobre su arraigo hacia el club, el crecimiento del futsal femenino y el orgullo de haber sido convocada para representar al país en una competencia tan importante.

Empecemos de raíz, ¿por qué Argentinos Juniors?
Argentinos Juniors porque toda mi familia es del Bicho y entonces desde chiquita yo también soy hincha. Somos socios del club de toda la vida y por eso elegí jugar acá.

¿Cuándo empezaste a jugar futsal?
Empecé cuando surgió la oportunidad con la apertura de la actividad y me anoté para probar. Fui la primera arquera del futsal femenino de Argentinos Juniors y acá estamos, jaja. Yo en un principio atajaba en handball, pero toda la vida fui más del fútbol porque tengo muchos hermanos varones bastante fanáticos. Cuando me vine a probar para futsal directamente lo hice de arquera porque siempre me gustó el arco. Así fue como empecé atajando primero en BAFI y después en la tercera de AFA, cuando empezamos a competir en esa categoría.

¿Sentís que la experiencia previa en handball te sirvió para el futsal?
Si, más siendo arquera. Aunque sean deportes distintos, con técnicas también distintas, tenés una visión similar de lo que es el arco en muchos aspectos. Igualmente, en el entrenamiento de futsal aprendí un montón de cosas nuevas que me sirvieron mucho para crecer.

¿Cómo describirías a la Coti arquera?
Me gusta mucho barrer y aprovechar el recurso de ir al piso. De hecho ese es uno de los grandes cambios que hice al pasarme al futsal porque en el handball no se suele ir tanto al piso, acá estoy todo el tiempo tirándome. Está ahí la pelota y lo único que pienso es que la quiero sacar, me tiro con lo que sea para sacarla. Soy de hablar bastante en cancha y me gusta ordenar al equipo, aunque nadie me escuche por mi voz. Me la paso gritando todo el tiempo y dando órdenes. 

El futsal femenino del Bicho viene de un gran año en BAFI y logró acomodarse a las exigencias del torneo de AFA. ¿Creés que hay un crecimiento importante?
Sin dudas, en el segundo semestre cambiamos y mejoramos un montón. Hubieron modificaciones en el plantel, ya sea de entrenadores o de jugadoras, que nos ayudaron mucho para crecer como grupo y para remontar lo que veníamos haciendo. Armar un equipo nuevo en AFA no es fácil, tuvimos que empezar muy de abajo. En un torneo como ese te enfrentás con chicas que juegan muy bien y nosotras estábamos en otro nivel, por debajo de la media. La verdad que no esperábamos sentir tanto la diferencia y por eso fue tan impactante al comienzo, el período de adaptación fue muy fuerte sobre todo en el primer torneo que jugamos.

¿Pensaste en pasarte del futsal al fútbol 11 cuando se dio la noticia de que Argentinos abría la actividad de fútbol femenino?
No, la verdad que no. La cancha de 11 no me llama la atención y aparte tampoco me imagino atajando ahí. Prefiero el futsal porque estoy más en contacto con la pelota, puedo ir mas al piso... Es otro deporte, me gusta estar acá.

¿Cómo te llega la noticia del seleccionado?
Es tan reciente que todavía no caigo. Me llamó María, la delegada de la actividad, diciéndome que me habían convocado y la verdad que no lo podía creer, me parecía una locura y le decía que no, que no podía ser. No me lo esperaba ni de casualidad. Encima yo estaba estudiando, estaba completamente concentrada en eso y me cayó con esa noticia.

¿Y esto cómo sigue?
Ahora me tengo que presentar a los entrenamientos para los Juegos Sudamericanos de Cochabamba, Bolivia. El 12 de marzo es el primer día en el predio de Ezeiza, pero todavía no hablé con el DT de la selección así que no sé mucho más que eso.

¿Cuánto creés que le aporta para el club tu convocatoria a la selección?
Mucho. Sobre todo porque somos un equipo que hoy en día arrancamos en mitad de tabla. Recién estamos empezando y la venimos remando un montón. Por lo general las mejores jugadoras aspiran a estar en los equipos más importantes, que pelean el torneo. Pero creo que esto también puede llamar la atención de otras chicas, porque quiere decir que desde la selección están mirando el trabajo que hacemos. Yo creo que recién cuando esté en el primer entrenamiento voy a caer de la magnitud que tiene esto para mí. Todavía no caigo. Que me hayan convocado ya es un montón y está buenísimo.

¿Cómo recibió la noticia el plantel? ¿Qué te dicen las chicas?
Están re contentas, obviamente. Ellas siempre me decían que en algún momento iba a llegar y por suerte se dio. Desde el club me apoyaron en todo momento, tanto mis compañeras como los entrenadores.

¿Y tu familia? Siendo todos del bicho debe ser aún mayor la alegría…
En mi familia están más contentos todavía, todos súper orgullosos. Encima nosotros somos un montón y todos hinchas del Bicho, así que la felicidad es doble.

¿Cómo proyectás tu carrera en el futsal? ¿Es más bien un hobby o pretendés jugar profesionalmente?
Soy una apasionada del futsal. Me gusta seguir mejorando día a día y mi objetivo es siempre ir por más, pero de ahí a jugar profesionalmente no lo sé. Es como la convocatoria a la selección, sinceramente nunca la esperé. Obvio que lo tuve como un sueño lejano, pero fue algo que se dio sin pensarlo. Personalmente me entreno para dar siempre lo mejor, para aprender y para seguir adquiriendo nuevas experiencias. Me cuesta definir si el futsal es solo un hobby o si en algún momento me lo podría plantear como una profesión. De lo único que estoy segura es que me divierto mucho adentro de la cancha.