Noticias Deportes

Futsal: Depende de sí mismo

Con un triunfazo por 6-1 frente a Las Heras y la ayuda de otro resultado fuera de La Paternal, el bicho ingresó nuevamente en zona de clasificación a los playoff y a falta de tan sólo una fecha para que finalice el certamen vuelve a depender de sí mismo para cumplir el objetivo. De ganar el próximo domingo frente a Estrella de Boedo, Argentinos se asegurará un lugar en el reducido para pelear por el segundo ascenso que otorga el campeonato de segunda división de la AFA.

El sábado por la noche era una gran cita para el equipo de Lionel Bove. Así lo entendieron los jugadores, el cuerpo técnico y también los hinchas, amigos y familiares que se acercaron a acompañar al plantel con globos y banderas en su último partido como locales, previo a la definición que determinará qué ocho equipos formarán parte del reducido para disputar el ascenso a la máxima categoría del futsal argentino.

Del lado local, Argentinos venía de sufrir una dura derrota por 2-1 ante UAI Urquiza (rival directo por la clasificación) y sabía que no podía dejar escapar puntos en casa. Por parte de la visita, Las Heras ya se encontraba sin chances de subirse al tren de los playoff, pero a su vez salvado matemáticamente del descenso, razón por la cual llegaba al duelo en La Paternal sin la presión de estar obligado a ganar.

Desde el comienzo, el bicho mostró sus credenciales y dejó en claro que su intención era ir en búsqueda del gol rápidamente. Pese al cansancio por haber jugado tan sólo 48 horas antes, Argentinos presionaba alto, intentaba desequilibrar en el mano a mano y también buscaba ganar la espalda de los marcadores de Las Heras con bochazos largos para complicar a la defensa. Sin embargo, los nervios jugaron una mala pasada en la primera etapa y Argentinos se mostraba impreciso, sin poder controlar la pelota con la fluidez con la que habitualmente lo hace. De igual manera el bicho tuvo sus chances, con un fierrazo de Juan Piqué que dio en uno de los postes a los 2’, o bien con un mano a mano en el que Gastón Catelani eludió al arquero y definió cerca del primer palo, luego de una buena habilitación de Paul Castañarez, a los 6’. Un par de minutos después Julián Lihué también tuvo su chance al capturar un rebote a las puertas del área de Las Heras, pero el remate se fue desviado.

Promediando la mitad de los veinte minutos iniciales, cuando el partido todavía no tenía un claro dominador, la visita aprovechó una contra en la que encontró mal parados a los dirigidos por Lionel Bove y en una de sus primeras llegadas a fondo anotó el 0-1 que encendía las alarmas en el globo de “Las Malvinas”. Sin bajar los brazos, Argentinos siguió buscando el arco rival y rápidamente llegó al gol por medio de un tiro libre que Piqué jugó en corto para que el capitán, Pablo Alonso, ponga el marcador en tablas a los 10’. Inmediatamente después del empate, quien tuvo que intervenir en dos oportunidades para evitar la caída de su valla fue Facundo Báez, primero cortando un centro de gol al ras del suelo y luego con una gran atajada tras una mala salida del bicho en el fondo. Los últimos minutos de la primera parte fueron controlados completamente por los locales, quienes tuvieron varias chances de gol que no pudieron concretar: las más claras fueron un disparo de Emiliano Aidar que se estrelló en el travesaño a los 15’ y una buena contra protagonizada por el tándem Tricarico-Piqué-Alonso que culminó con una enorme atajada del arquero visitante a los 18’. Con el 1-1 Argentinos se fue al descanso insatisfecho, convencido de que tenía que dar más para quedarse con los tres puntos.

En el arranque del complemento se mantuvo lo visto en el final de la primera etapa. Argentinos seguía siendo dueño de las situaciones de gol y poco a poco se fue soltando y amigando con la pelota a la hora de construir juego. Así fue como Catelani, Vázquez y Piqué tuvieron reiteradas chances que no pudieron convertir, hasta que a los 5’ un pelotazo largo de Fufi Báez fue peinado por Tricarico, primero, y por Alonso, después, para terminar en el fondo de la red y desatar el desahogo de la hinchada y de todo el plantel. Con la ventaja de 2-1 el bicho fue hallando cada vez más espacios y los goles no tardaron en caer: a los 11’ y a los 13’ se abrió el arco para el goleador Mariano Tricarico, quien anotó un doblete con dos asistencias de Pablo Alonso. Segundos después del cuarto tanto, Ortega aprovechó su velocidad y con un desborde fantástico centró para que Romagnoli ponga las cosas 5-1. De este modo, una ráfaga de tres minutos letales le bastaron al equipo de Bove para cerrar un partido que a los 14' del segundo tiempo ya estaba liquidado. Sobre el final del encuentro el broche de oro lo pondría Emi Aidar, picándole la pelota al arquero en el último mano a mano de la noche y estableciendo cifras definitivas en el resultado.

Argentinos ganó, gustó y goleó por 6-1 al Club Las Heras y gracias a que CIDECO no pudo vencer como local a Estrella Maldonado, cerró la penúltima fecha del campeonato en la octava posición, dentro de la zona de clasificación al playoff. El próximo rival de los de La Paternal será Estrella de Boedo, el domingo 18 de noviembre con horario a confirmar. En caso de ganar su último partido, el bicho quedará automáticamente clasificado al playoff y no dependerá de otros resultados para cumplir el objetivo que este gran grupo de trabajo se propuso al comenzar la temporada. El sueño está cada vez más cerca. ¡Vamos por más!