Noticias Depto. de Historia

Grupo de los 8: River Plate

En esta nueva sección, el Departamento de Historia repasará las notas salientes del historial entre Argentinos y los otros siete equipos campeones de la Copa Libertadores de América de nuestro país. Hoy la inauguramos conociendo lo más interesante del cruce con el vigente campeón continental.


Los partidos


El empate en uno del último sábado fue el 137° encuentro entre el Bicho y el Millonario en el fútbol profesional, habiéndose cruzado por torneos y copas nacionales e internacionales. Contando el último duelo, hubo 27 triunfos de Argentinos, 36 pardas y 74 victorias riverplatenses. Argentinos convirtió 158 goles y recibió de su rival 254 tantos. El primer duelo ocurrió en la decimocuarta fecha del campeonato inaugural de 1931 y fue triunfo de River por 4-3 en su antiguo estadio de Alvear y Tagle. Los goles del local fueron convertidos por Pedro Marassi, Pedro Lago y Emilio Castro (quien convirtió dos tantos, uno de ellos de penal). Para Argentinos marcaron Enrique Ruffo, José Rodríguez y el legendario José Olegario Gatti.


Recién en 1957 Argentinos obtendría sus primeros puntos enfrentando al conjunto de la banda roja. Tras años de recibir goleadas -en los que jamás logró siquiera un empate- y de los consabidos dieciocho años en Segunda, el Bicho se despachó con un sorprendente 4-1 en la vigésima fecha del campeonato de aquel año. Argentinos fue local en cancha de San Lorenzo y derrotó al futuro campeón con dos tantos de Pedro Callá, uno de Mario Sciarra y un gol de penal de Guillermo Milne. El gol del visitante fue de Menéndez. Curiosamente, ese primer triunfo fue también la máxima goleada que Argentinos le propinó a River. Habría que esperar cincuenta largos años para igualar el resultado. Recién en el Apertura 2007, el buen equipo comandado por Pipo Gorosito goleó al River de Passarella por el mismo score. Aquel día anotaron Gabriel Hauche, Alejandro Delorte, Franco Niell y Roberto Battión, poniendo Marco Ruben el descuento parcial.


En los últimos diez años, el duelo entre Argentinos y River viene siendo relativamente parejo. Si bien River ganó cuatro de los trece partidos que se jugaron en la última década y Argentinos apenas triunfó dos veces, ninguno de esos partidos ha tenido una diferencia mayor a dos goles y ninguna de las localías (históricamente complejas para el visitante) se mostraron imbatibles. Hay que remontarse a 2015 para hallar el último triunfo en el enfrentamiento directo -cuando el millonario se impuso 2-1 en el Diego Armando Maradona-, y al dramático partido de la decimosexta fecha del Torneo Final 2013 para encontrar la última victoria de Argentinos. Aquella vez, el equipo de Caruso Lombardi luchaba con uñas y dientes por permanecer en Primera, y venció como local por 2-0 a un encumbrado River con goles de Julio Barraza y Rodrigo Gómez en los últimos diez minutos de partido.


Duelos inolvidables

Más allá de los que ya mencionamos, hubo otros partidos memorables en el extenso historial entre estos dos equipos. Los más recordados por los hinchas de Argentinos seguramente sean los que se dieron en el marco del Nacional 1983, cuando el equipo de La Paternal era dirigido por Ángel Labruna, la máxima gloria de River. Si bien se trató de partidos deslucidos y peleados con resultados exiguos (0-0 en el Monumental y 1-0 a favor del Bicho en condición de local en el estadio de Vélez), el marco de los cuartos de final del torneo eliminatorio les agregó el dramatismo necesario. Con aquel tanto del “panza” Videla sobre el final del partido de vuelta creció la leyenda de ese equipo, que días atrás había dejado afuera también a Boca Juniors.


Por otra parte, es imposible repasar el historial sin detenerse en la que tal vez sea la serie más recordada por los riverplatenses, que se dio en el grupo semifinal de la Copa Libertadores de 1986. En aquella ocasión, Argentinos llegaba como campeón del certamen continental y River como ganador del torneo de Primera División. Los cruces terminaron en empate sin goles en la ida y en triunfo de Argentinos en el Monumental por 2-0 en la vuelta, con tantos de Videla y Pepe Castro. La paridad de puntos en el primer puesto del grupo compartido con Barcelona de Guayaquil estiró la definición a un tercer partido de desempate. En un Amalfitani repleto, estos dos grandes equipos no se sacaron ventajas ni siquiera en el tiempo suplementario. Así, la definición se dio por el último recurso posible: la diferencia de goles en el grupo. Allí, River tenía 4 y Argentinos 2, con lo que el Bicho quedó eliminado a pesar de haber recibido apenas un gol en contra en cinco partidos. Superar esa prueba le dejó a River el camino allanado para conquistar su primera Libertadores, emulando lo realizado por Argentinos el año anterior.


Con las dos camisetas

Argentinos y River son dos clubes que han hecho del culto al buen fútbol una bandera a lo largo de más de un siglo de historia. Ello explica la enorme cantidad de jugadores que han defendido a ambas escuadras. Los ocho productos del Semillero del Mundo que ilustran este artículo (Diego Placente, Sergio Batista, Héctor Pederzoli, Juan Pablo Sorin, Leonel Gancedo, Fernando Cáceres, Leonardo Pisculichi y Cristian Ledesma) son un claro ejemplo de ello, siendo queridos y respetados por igual por ambas hinchadas. Mención especial para nuestro recordado Héctor Pederzoli, hijo dilecto de nuestro club, quien hizo su debut profesional en un partido entre Argentinos y Atlanta un 1° de agosto como hoy hace 66 años. 


Además de los cracks presentes en la imagen, no podemos olvidar a futbolistas como los hermanos Jorge y Juan Carlos Iribarren, Luis Vassini, Nicha Sainz, Roque Ditro, Dardo Urchevik, Claudio Borghi, Juan Andrés Gómez Almirón, Hugo y Sebastián Pena, Nicolás Navarro o Gustavo Oberman, por mencionar sólo algunos otros futbolistas surgidos del Semillero del Mundo que luego siguieron sus pasos en River. Tampoco podemos dejar de nombrar casos como los de Ubaldo Fillol, Juan Carlos Malazzo, Julio Olarticoechea, Patricio Hernández, Quique Wolff, Daniel Villalva, Martín Pando, José Luis Pavoni, Ricardo Pellerano, Carlos Morete, Jota Jota López, Emilio Commisso, Ramiro Castillo y Rubén Galletti, todos ellos grandes futbolistas que dejaron su huella en sus pasos por ambos clubes. Párrafo aparte para el ya mencionado Ángel Amadeo Labruna, máximo ganador en la historia de River Plate y mente maestra del inolvidable Argentinos Juniors de mediados de los ochenta.



Referencias:

Base de datos del Departamento de Historia de la Asociación Atlética Argentinos Juniors

RSSSF.com

Agradecimientos: José Carluccio, Osvaldo Gorgazzi y Patricio Nogueira.

La información presente en este artículo puede ser compartida, replicada y divulgada, siempre y cuando se haga referencia explícita a la fuente.

Autor: Prof. Tomás Gonzalez Messina (Departamento de Historia - Asociación Atlética Argentinos Juniors).