Noticias Depto. de Historia

Feliz cumpleaños, Roberto

El Departamento de Historia de la Asociación Atlética Argentinos Juniors saluda a Roberto Saporiti por su 79º cumpleaños recordando sus hazañas al mando del equipo.

Roberto Marcos Saporiti nació en Buenos Aires el 16 de abril de 1939 y dirigió al primer equipo de Argentinos en tres etapas distintas (1983-1984, 1986-1987 y 1995-1996). En nuestro país también dirigió a Talleres de Córdoba, Boca Juniors, Loma Negra, Rosario Central, Chacarita Juniors y UAI Urquiza -entre otros- y fue ayudante de César Luis Menotti en su ciclo como DT de la selección argentina. En el exterior dirigió en clubes de Colombia y México.

Primer ciclo
Luego del súbito fallecimiento de Ángel Labruna, no sólo quedó vacante el puesto de Director Técnico, sino que faltaba alguien que continúe con el proyecto deportivo que había comenzado con su contratación. Ahí es cuando llegó Roberto Saporiti, que tenía como uno de sus principales antecedentes haber sido asistente de César Menotti en la selección nacional.

El “Sapo” comenzó a trabajar en el club a finales de 1983, con el primer equipo luchando por puestos de mitad de tabla. De cara a la temporada entrante, pudo reforzar el plantel con jugadores de nivel y experiencia provenientes de algunos de los clubes más importantes del fútbol argentino como “Jota Jota” López y el “Puma” Morete. Ellos se sumaron a la jerarquía del equipo armado por Labruna y a algunos jugadores surgidos del Semillero, conformando el primer conjunto campeón de Primera División en la historia de Argentinos Juniors. Este equipo, consagrado en la última fecha contra Temperley haciendo de local en cancha de Ferro, es recordado por el buen juego de pelota al piso -fiel al estilo del club-, por su gran eficacia frente al arco rival -convirtió 69 goles en 36 partidos- y por la visible unidad del grupo humano que lo formaba.

Luego de la obtención del Torneo de Primera División de 1984, Saporiti abandonó el cargo. Además del título, nos dejó un equipo consolidado y un estilo de juego definido. Al año siguiente, ya bajo el mando de José Yudica, Argentinos Juniors se coronó campeón del Torneo Nacional y de la Copa Libertadores de 1985, además del recordado subcampeonato de la Copa Intercontinental.

Segundo ciclo
Pasó poco más de un año y para 1986 Saporiti volvió a asumir el puesto de Director Técnico. Su primer desafío fue la Copa Interamericana de ese año, conquistada en Trinidad y Tobago contra el local Defence Force FC. Al conseguir dicha victoria, cerró la etapa más gloriosa de nuestra institución a nivel futbolístico, consiguiendo la envidiable cifra de cuatro títulos en menos de tres años.

Para 1987, el equipo multicampeón empezaba a desarmarse y muchas de sus figuras emigraban al exterior o finalizaban sus carreras profesionales. Debido a esto, Saporiti comenzó un periodo de reconstrucción y renovación, subiendo a muchos juveniles del semillero al primer equipo que, años después, demostrarían un gran nivel de juego.

Tercer y último ciclo
Luego de dos períodos durante la etapa dorada del club a mediados de los 80, Saporiti volvió a dirigir al equipo por un breve lapso. El club atravesaba una crisis tanto futbolística como institucional, con la permanencia en Primera División bastante comprometida. Lamentablemente, Saporiti no pudo poner freno a esa decadencia. La pérdida de la categoría tras más de cuarenta años ininterrumpidos en la división de honor fue un hecho poco después de su salida de la dirección técnica.

Legado
Roberto Saporiti es un ídolo en nuestra institución, simbolizando los mejores tiempos del equipo y superando ampliamente los 100 partidos dirigidos. Es el primer entrenador campeón en Primera con estos colores, abriendo un camino continuado por su sucesor José Yudica y su ex dirigido Claudio Borghi. Siempre intentando jugar fiel al estilo histórico y con el arco de enfrente como objetivo, dejó a sus equipos en la memoria del hincha.

Le deseamos un muy feliz cumpleaños y le deseamos suerte en sus proyectos venideros, por que como él alguna vez dijo “de esta profesión uno no se retira nunca, siempre hay alguna cosa dando vueltas”.

REFERENCIAS HEMEROGRÁFICAS Revista El Gráfico Diario El País

Autor: Damián Lew.