Noticias Depto. de Historia

El pibe que cambió todo

Un día como hoy, hace 43 años, la historia de la institución cambió para siempre: Diego Armando Maradona debutó en la primera de nuestro amado club. Por eso, este 20 de octubre, recordamos aquel partido contra Talleres de Córdoba en Paternal, en el que Diego jugó sus primeros minutos como profesional.

« Ahí la tiene Maradona, lo marcan dos, pisa la pelota Maradona, arranca por la derecha el genio del fútbol mundial, deja el tendal y va a tocar para Burruchaga... ¡Siempre Maradona! ¡Genio! ¡Genio! ¡Genio! Ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta... Gooooool... Gooooool... ¡Quiero llorar! ¡Dios Santo, viva el fútbol! ¡Golaaazooo! ¡Diegoooool! ¡Maradona! »

Las palabras de Víctor Hugo Morales todavía resuenan en la cabeza de millones de argentinos y argentinas. Casi diez años antes, quién inspiro este memorable relato estaba sentado en el banco de suplentes del viejo estadio de Juan Agustín García y Boyacá esperando una chance para sumar sus primeros minutos profesionalmente, en un partido contra Talleres de Córdoba.

En ese estadio que hoy lleva su nombre, Diego Armando Maradona, con la “16” en su espalda y a tan solo 10 días de cumplir los dieciséis años, debutó profesionalmente reemplazando a Rubén Giacobetti. En su primera jugada, arengado por el entrenador Juan Carlos Montes, demostró su inigualable técnica y le tiró un caño a su marcador (tal y como vemos en la imagen). Este sería el primero, pero ciertamente no el último lujo con el que “Pelusa” deleitaría al público, tanto de Argentinos como de otros clubes, en sus años como estandarte del Bicho colorado.

«Hijo, ¿sabes que yo estuve el día que el Diego jugó por primera vez?» «Si, yo estaba ahí. Le dije a mi amigo: “mira como juega ese bajito de rulos, pinta bien”» «Yo lo vi debutar a Diego Maradona, me vine desde Córdoba en micro, no me olvido más».

Hemos escuchado historias y anécdotas como estas incontables veces. De hecho, si todas las personas que proclaman haber estado aquel día, en el cual Talleres derrotó a Argentinos Juniors por 1 a 0, se hubiesen necesitado varios estadios para alojarlas a todas. Pero es solo una muestra más de lo que generaba, genera y seguirá generando la figura de Diego Armando Maradona para la historia de nuestro club y del fútbol argentino en general. Tanto locales como visitantes colmaron el viejo estadio en Paternal, pero nadie allí se imaginaba el impacto que ese partido tuvo en los corazones de miles y miles de fanáticos.

Si, Argentinos perdió ese partido frente a Talleres de Córdoba. Pero hoy, a 43 años, nadie recuerda la amargura de la derrota. Hoy, y siempre, ese partido será recordado como un antes y después en múltiples ámbitos del club.

Tal fue el impacto y la trascendencia del capitán de la selección campeona del mundo en México 1986 para nuestra institución que Argentinos decidió bautizar en su honor su recientemente reinaugurado estadio el día de los festejos por el centenario, el 15 de agosto de 2004. Así, quedaría inmortalizado en el estadio donde, una tarde del miércoles 20 de octubre de 1976, el mejor jugador de la historia daba sus primeros pasos para convertirse en una leyenda.

El fruto más prolífico del Semillero del Mundo hizo feliz a toda La Paternal y, en sus acciones con la camiseta de nuestra selección, a toda la Argentina. Ya desde aquel día los espectadores sabían que ese petiso de rulos era un distinto, tal y como lo demostró a lo largo de su carrera, jugase donde jugase. Por eso, hoy recordamos con gran alegría uno de los días más importantes en la historia de nuestro fútbol, el día en el que Diego Armando Maradona empezó a jugarlo de forma profesional.

Autor: Damián Lew (Departamento de Historia - A. A. Argentinos Juniors).

Imagen: Aldo Frongia - Edición N° 1450 de la Revista Goles (2/11/1976).