Dertycia: "Argentinos es mi segunda casa" - AAAJ

Noticias Depto. de Historia

Dertycia: "Argentinos es mi segunda casa"

Luego de 20 años de carrera profesional, Oscar Dertycia se dedica a inculcar valores en niños y adolescentes en las clínicas que da en distintos clubes. Trabaja actualmente en su provincia natal, en la Agencia Córdoba Deportes. Aquí, un acercamiento además a lo que fue su paso por Argentinos Juniors y el despegue posterior.

-¿Cuál es tu labor como vocal en la Agencia Córdoba Deportes?

-Como primer vocal en la Agencia estoy trabajando con la escuela formativa que tengo a cargo, en la cancha auxiliar donde los niños de 5 a 8 vienen los lunes y miércoles, los de 9 a 12 martes y jueves. Los viernes hacemos encuentros con otras escuelitas, con una visita guiada dentro del campo de juego y los vestuarios. Les hacemos una historia de donde se sentaron los jugadores de la selección, los jugadores de primera de Belgrano. Después la escuelita, a jugar el partido, armamos 8 canchas de futbol según las edades que vienen, donde están los entrenadores, y hay un entrenador de arqueros que les da una base de conocimiento a los niños de cómo empezar a atajar.

En los tiempos que puedo trato de hacer entrenamiento específico de delantero en privado.

-Con respecto con tu paso por Argentinos, ¿qué recuerdos tenes?

-Argentinos, mi segunda casa, la primera fue Instituto donde me prepararon, me formaron para ser un futbolista profesional. Argentinos Juniors me abrió las puertas para irme a Europa, ser el goleador del fútbol argentino, peleando ahí palmo a palmo con Pipo Gorosito, que estaba en San Lorenzo y yo en Argentinos, un club humilde, pero que la peleaba. La verdad, un trato muy lindo, mis mejores recuerdos. De sólo entrenar en Paternal y jugar en la cancha de Ferro a ahora que tiene la posibilidad de jugar los partidos principales en Villa del Parque, es una emoción muy linda. La inauguración fue muy linda también. Fue bueno vivir en Villa del Parque en la calle Pedro Lozano, a una cuadra de la estación de trenes, la verdad, muy bueno sacarme la foto ahí para la tapa de “El Gráfico”, una de las pocas notas que tuve de ese medio junto con mi señora y con mi hijo Jonathan. Y después pegar el salto a Europa.

-Le guardabas buen recuerdo

-Si, a los bichitos colorados, no sólo por eso, fue un momento tan lindo donde se va un grupo de jugadores muy grande, como Domenech, Olguin, Pavoni, Batista, el panza Videla, Borghi, Pepe Castro, y entra un grupo donde se queda Ereros, que hacíamos dupla, y con Cáceres, Redondo, Mac Allister, Rudman. Un grupo de jóvenes donde entra Charly Carrio, el jefe de Instituto Rulo Gonzalez, “Chocolatín” Castillo, yo, Gaspari y se arma un equipo muy competitivo, donde podíamos haber conseguido el título. Estuvimos con unos técnicos como Veira, Clemente Rojas y Vito Mendez y un preparador físico como Jorge Callace que ahora está trabajando con el secretario de deportes de la Nación. Ahora lo veo, te imaginas que encontrarnos y recordar esos lindos momentos vividos, inolvidables en Argentinos Juniors. Este club me terminó de hacer el futbolista para pegar el salto a Europa, eso es muy importante para mí.

-¿Cómo ves el Argentinos de Heinze?

-Excelente, me encantó. Tuve la suerte de estar con él cuando pierden 2 a 1 en la cancha de Instituto, en que no se merecían perder, con un hombre menos pudieron haber ganado o empatado ese partido. Estuve esa noche ahí, y sufriendo porque el corazón estaba de los dos

lados. Pero me gustó el trabajo que hizo Heinze, me gustó lo que hizo el gringo de darle identidad al juego, sacar los puntos suficientes para ser el campeón donde no peligró nunca la tabla. La verdad, felicitarlo a él, llamé al presidente el mismo día que ascendieron para saludarlo, y felicitarlo. Me gustó el trabajo que hicieron, comprendieron de los jugadores el estilo de juego, qué quería el técnico y de ahí en adelante son los jugadores que hacen la diferencia. Como en un Nacional B que lo ganaron desde la mitad del campeonato hasta el final, no había con qué darle a Argentinos Juniors.

-¿Cómo ves a los chicos?

-Lo importante ahora es el desafío nuevo, los jugadores que estaban en las inferiores pegan el salto. Tienen la calidad y el reconocimiento de haber llegado a Primera y ahora tenes que afrontar con estos jugadores más los que traiga el nuevo técnico, es decir, en Primera división. Y empezar a trascender dentro del campeonato y afianzarse como equipo de primera división. Así como los otros equipos, van a estar en la lucha. Tenes que trabajar, pelearla, conseguir los objetivos y sacar puntos tanto de visitante como de local. Todos empiezan en las mismas condiciones, y ahora lo único es mentalizarse que sos jugador de un equipo de Primera. Tenes que hacer una campaña importante para pelear con los equipos más grandes. Los protagonistas son los jugadores, unos más, otros menos, cada uno tiene un don distinto. En el caso de los volantes tendrán que hacer el esfuerzo doble y competir con jugadores que ya están consolidados en primera división, y que esos mismos jugadores el día de mañana, por qué no puedan entrar en otro equipo. No tiene que haber diferencias, es salir a jugar, bien entrenado, bien cuidado, sacrificarse día a día y que el equipo sea consolidado y tenga la identidad como la que tiene que tener, y ser protagonista tanto sea de local como de visitante. Ahora, como va el futbol de hoy en día, sacar diferencia de local o de visitante ya no se nota, porque vos tenes que jugar tanto de local como de visitante, haya público de tu equipo o no, somos 11 contra 11, la diferencia la marcas si vos estás convencido de que queres ganar el partido.

-¿Qué balance haces de los equipos que integraste en Europa?

-Me estaba comunicando con Pier Luigi Cherubino, que se había postulado como presidente del Tenerife y tenía la posibilidad de ir a trabajar con él, pero siempre estoy contento con la gente de Tenerife. Lo único cuando pasé a la Fiorentina en el mejor momento me lesioné la rodilla, un choque con Diego Maradona, partido Fiorentina Nápoles, Copa Italia. Pero después me mentalicé para estar 100% preparado, para que no pasara de nuevo de no poder jugar por un año, son cosas que le tocan al futbolista profesional.

Salvé a Cádiz de llegar al descenso, por la última fecha, haciendo el gol del penal y que nadie lo quería patear, tomar la responsabilidad, y patearlo. Después ganamos la promocional contra el Málaga, estuve tres años en Tenerife. Quedé en la historia del Tenerife, como en la historia de Argentinos Juniors, y ser goleador de Argentina. En Tenerife por hacer ese gol a Real Madrid, Barcelona salió campeón y nosotros después quedamos eliminados en octavos de final con la Juventus, que jugaba Roberto Baggio. Son cosas que te marcan en el fútbol. Volví a Talleres de Córdoba, perdí la final con Huracán de Corrientes en el estadio Kempes, jugué nuevamente en Instituto. Me fui a Chile, donde ahora el presidente es Marcelo Salas, en Deportivo Temuco, fui a General Paz Juniors y terminé mi carrera con 38 años en Trujillo. Una carrera donde jugué 20 años, 550 partidos, 215 goles, jugué en 11 clubes, en la Selección argentina, ¿qué más le puedo pedir a la vida? ¿Qué más le puedo pedir a esa pelotita tan sagrada y tan linda que nos hace

tan feliz?, tanto a vos como periodista como a nosotros que lo pudimos jugar dentro del campo de juego.

- ¡En cuanto a la lesión, fue a partir de un estrés, cómo estás ahora?

-Mi primer lesión grave en 10 años de fútbol profesional me tocó en Italia, solito, junto a mi esposa. Justo había nacido Ariana, estaba Jonathan, solito en una jaula de oro tenías todo, pero me faltaba mi familia, mi gente, mis amigos, y es difícil aceptar y asimilar. Tuve 10 meses para recuperarme, ese estrés, ese dolor y esa preocupación, no supe cómo demostrarlo porque me faltaban todos ellos, para poder hablar y desahogarme. Y eso me llevó a tener un estrés tan grande, una alopecia universal, donde perdí el total del pelo de todo el cuerpo, como me podría haber tocado una úlcera, manchas en la piel o alguna otra enfermedad. Me tocó lo que más me gustaba que era el pelo, pero salí adelante, a los 10 meses ya estaba listo para jugar. Estoy agradecido al Bambino Veira, que me lleva al Cádiz, estaba el Indio Vázquez que jugó en Vélez, y me abrió las puertas para volver a sentir ser futbolista profesional. De ese día hasta el día de hoy nunca más me lesioné, porque entendí que tenía que estar bien preparado, físicamente y mentalmente como el fútbol que te exigen ahora.

-Después de una lesión, jugar es como volver a vivir, ¿no?

-SÍ, volver a estar en el campo de juego, y jugar por los puntos.

-No tiene precio

-No, y son sensaciones, me lesiono el 21 de enero del 90 y vuelvo a jugar el 30 de diciembre del 90 en Cádiz. Te imaginas lo que fue para mí, así que por eso me preparé bien físicamente para estar a la altura que tenía que estar. Después a los 48 años jugando el fútbol amateur con los amigos me corté el tendón de Aquiles, te imaginas, ahora ya sé cómo transmitir. Siempre por ejemplo ejemplo el Pupi Zanetti a los 39 años se corta el tendón de Aquiles y él a los 6 meses y 5 días vuelve a jugar al fútbol con el proceso de tratamiento que hizo, de rehabilitación. Yo a los 6 meses y 25 días volví a jugar al fútbol nuevamente, sin ninguna preocupación, me olvidé de lo que me había pasado, sé cómo demostrarlo, explicarlo, hablarlo, y eso, por la experiencia que uno ha tenido en el futbol profesional, con la lesión que me tocó.

-Es parte del deporte las lesiones

-Sí, pero si vos estás preparado, mentalizado, más del futbol de hoy en día, bien comido, bien descansado, bien entrenado, te preparas porque las competencias son muy exigentes, no tenes por qué lesionarte. Al contrario, la lesión puede surgir por un mínimo error, puede pasar en el entrenamiento, una caída. Pero si uno está mentalmente preparado y esa fuerza de voluntad, tenes que estar en esa órbita. Es decir, estoy haciendo lo que me gusta, me preparo para el entrenamiento, me preparo para jugar, porque el club me va a exigir ir al 100% y tener las condiciones para jugar los partidos.

-¿Cuáles son tus proyectos?

-Trabajar aquí en la Agencia, nos queda todo el 2018 y 2019. Y después veremos si algún equipo me llama para ser director técnico. Me gusta mucho dar clínicas en los clubes a niños y adolescentes, y contar toda mi experiencia, transmitir valores y enseñar lo que uno aprendió durante 20 años de fútbol profesional. Preparar delanteros es una materia pendiente, porque los arqueros entrenan con entrenadores de arqueros, ¿por qué no pueden los delanteros entrenar con los entrenadores de delanteros?.