Noticias Depto. de Historia

35 años de la primera estrella

Un 23 de diciembre pero de 1984, Argentinos Juniors venció a Temperley por 1 a 0 en cancha de Ferro con gol de Jorge Olguín. Es por eso que hoy, a 35 años de nuestra primera estrella, recordamos con emoción y alegría al plantel y cuerpo técnico que iniciaron una época dorada para el fútbol de La Paternal.

Un año antes de la consagración, asumía un nuevo cuerpo técnico comandado por el ex asistente de Cesar Menotti en la selección, Roberto Saporiti. El nuevo DT continuó con la forma y estilo de juego que había iniciado Ángel Labruna, siendo fiel a la tradición del buen juego y pelota al piso, una gran eficacia frente al arco rival – convirtiendo 69 goles en las 36 fechas del torneo – y por el buen ambiente en el vestuario formando no solo un gran y exitoso grupo de jugadores, sino también un gran grupo de personas.

A lo largo de las 38 fechas del Campeonato de Primera División de 1984, Argentinos Juniors cosechó 51 puntos, 20 victorias y 11 empates, cuando todavía se conseguían 2 puntos por victoria. Como había solamente 19 equipos en la competición, Argentinos quedó libre en las fechas 2 y 21. El podio del torneo lo completaron Ferro Carril Oeste (50 puntos) y Estudiantes de La Plata (48 puntos).

Haciendo de local todo el torneo en la cancha de Ferro Carril Oeste, Argentinos peleó la punta hasta la última fecha, donde justamente el equipo que le prestaba la cancha empató con Estudiantes de La Plata, permitiendo al Bicho consagrarse con la victoria sobre Temperley. A pesar de que ese partido nunca terminó por invasión de cancha de los fanáticos, Argentinos Juniors se consagró merecidamente campeón del Primera División de ese año.

Este campeonato quedó grabado a fuego en la memoria del hincha de Argentinos Juniors. No sólo por ser el primer título oficial en la máxima categoría, sino también por la manera en la que se consiguió, nunca traicionando el estilo de juego característico de La Paternal. Sumado a esto, se obtuvo la clasificación a la Copa Liberatdores del año siguiente, torneo que llevaría al equipo a lo más alto del futbol continental y mundial.

Tan solo cuatro años después del subcampeonato de 1980, una hazaña de tal dimensión parecía inalcanzable para un humilde club de barrio sin una figura de la magnitud de Diego Armando Maradona. Pero la incorporación de refuerzos de experiencia, sumado a las figuras que las divisiones inferiores aportaron, Saporiti armó un plantel con grandes individualidades, pero donde verdaderamente se destacaba el funcionamiento colectivo.

Entre los sobresalientes del plantel se encuentran Pedro Pablo Pasculli, goleador del Bicho en el torneo con 21 goles, Sergio “Checho” Batista, José “Pepe” Castro, Jorge Olguín (quien convirtió el gol de la consagración), y Enrique Vidalle, quien defendió los tres palos durante todo el torneo. Pero remarcando que la verdadera figura fue el equipo, un equipo que seguiría cosechando triunfos locales e internacionales, e inauguraría una época dorada para el futbol de La Paternal, dejando al barrio y al club en lo más alto del fútbol argentino, latinoamericano y mundial.

Es por todo esto y mucho más, que hoy, desde el Departamento de Historia, en un nuevo aniversario del campeonato, recordamos y festejamos nuestra primera estrella y saludamos a los protagonistas de dicha hazaña.

Autor: Damián Lew (Departamento de Historia – A. A. Argentinos Juniors)