Argentinos Juniors
Registro | Contacto | Buscar

FUTBOL PROFESIONAL

asd
27 de enero de 2012
Por Prensa

La kinesiología desde adentro

Raúl Gismondi y Fernando Alegre son los encargados de prevenir lesiones o rehabilitar a los jugadores. Conocé cómo es su trabajo.

Después de haberles presentado la utilería hace unos días, seguimos caminando por los pasillos del Hotel Provincial y nos encontramos con otra de las puertas que permanece casi siempre abierta: la de la sala de kinesiología, la cual representa una pieza clave en cualquier plantel profesional.

Allí se conjugan la experiencia de Raúl Gismondi, con 33 años en el cargo y cinco estrellas en sus espaldas, junto con la juventud y capacidad de Fernando Alegre, quien realiza su primera pretemporada con el equipo superior, en lugar del querido Walter Insaurralde. Sin olvidarnos de Galíndez, una eminencia a la hora de los masajes.

Como si fuese el Predio de la UTA, una cama, dos camillas, magneto, ultrasonido para electroestimulación, bolsas de hielo y varios elementos para distintos ejercicios forman parte del paisaje de la habitación 707, que es un lugar de paso para los futbolistas que se sienten con molestias.

“Por suerte, en esta pretemporada no hubo mayores problemas y el trabajo fue normal, salvo por la distensión de Gaspar Iñíguez. Solo hubo contracturas o fatigas musculares propias de la exigencia”, asegura Raúl.

Los kinesiólogos afirman que lo principal es la prevención: fisioterapia, elongación, masoterapia y crioterapia son palabras cotidianas en los dos turnos que se atiende al plantel luego de cada entrenamiento, tanto matutino como vespertino.

Además, los trabajos de campo o en la pileta resultan fundamentales cuando algún jugador no está en condiciones de participar de la práctica junto con sus compañeros.

“Para mi es lo mejor que me pudo pasar en la parte profesional. Vengo de trabajar con los chicos, donde no hay tanta presión y el tiempo de recuperación es más largo. Acá te tenés que acomodar al vértigo, es otro ritmo”, nos comenta Fernando, quien aclara que el primero en dar un diagnóstico siempre es el Dr. José Artese.

Por su parte, Gismondi vive cada una de las pretemporadas con el mismo ánimo que la primera: “los grupos son distintos, y siempre te motiva”, afirma.

Sin embargo, para estar a este nivel es necesario mantenerse actualizados en medicina deportiva y las nuevas tecnologías, las cuales se tratan de incorporar lo más rápido posible. El apoyo del club resulta fundamental para no quedar atrás.

“La prioridad es el jugador”, repiten ambos antes de despedirnos, y dejar que sigan con su trabajo, para que mañana el Profe pueda tener a todos a su disposición.


sponsors oficiales

Links asociados